Tags

, , , , , , ,

il_340x270.674410726_tkjs

LO TIENES.

(View This Post in English. Click Here.)

Como madre de los bebés más maravillosos, un esposo del quien estoy totalmente enamorada y una ministro de la iglesia… las cosas se pueden conseguir bastante ocupadas. Sin mentira, mi horario (ical en mi computadora) se ve literalmente como si una bolsa de skittles hubiera explotado ahí. Aunque esto no es una queja de ninguna manera, he tenido que evaluarme a mí misma en lo que tiene sentido en mi vida, y lo que no. Más importante aún, ¿lo que Dios quiere que yo haga? Siento que he encontrado otra parte de mí en donde estoy aprendiendo a quitarme la limitación de lo que Dios quiere hacer en mi vida, mostrándome cómo Él me tiene rodeada. Tengo la sensación de que apenas estoy en el umbral de esa temporada en mi vida. Por asustadizo que pueda parecer, sé que estoy aquí por una razón; porque mi mayor deseo, y no sólo para mí sino también para todo el que está leyendo esto, es ir más profundo en la presencia de Dios en donde aprendemos a SER todo lo que podemos ser en Él.

Hubo una vez una mujer que estaba muy mal; sabía que había fallado en muchas cosas de su vida, y estaba a punto de ser apedreada hasta la muerte por causa de sus acciones. Hasta que Jesús vino y se puso delante de sus acusadores como su defensor. Él les dijo: “que tire la primera piedra aquel que nunca ha pecado.” Uno por uno se fue del lugar. Esta historia, se ha contado muchas veces… sin embargo, lo que más capta mi atención no es lo que está escrito, sino lo que nunca se escribió. Ella estaba en el umbral de un nuevo comienzo.

Ahora, vamos a dejar de pensar en este maravilloso final. Abre tu mente e imagina cómo fue su vida después de eso. Muchos piensan en el concepto del cuento de hadas en el que fueron felices para siempre, creyendo que ella no se tuvo que volver a preocupar nunca más. Pero quiero ir más allá de eso. Aunque no hay una escritura en donde se mencionan sus primeros encuentros con la gente después de este glorioso encuentro, quiero responderme esto: ¿Cómo sería su primera visita al mercado para comprar comida? ¿La primera vez que ella vio a uno de sus ex-amantes? ¿Las veces que la buscaban otra vez para acostarse con ella porque no veían su nueva vida? En este nuevo umbral, ella fue renovada pero su alrededor aún estaba intentando derribarla. De la única manera que ella se pudo haber levantado de ahí, fue entrando aún más profundo en esas palabras sólidas que Jesús le hablo: “Tampoco yo te condeno; ve y no peques más” (Historia completa, en Juan 8:1-11). Ella se sumergió profundamente en las palabras llenas de vida que Jesús habló sobre ella, y entonces, pudo SER.

Ella aprendió a SER VALIENTE cuando los hombres buscaban acostarse con ella en las esquinas del pueblo, tuvo que pararse y decir no.

Ella aprendió a SER FEROZ contra los pensamientos que podrían haberla llenado de condenación y de indignidad. Estaba renovada y tenía la libertad de empezar una nueva vida.

Aprendió a SER BUENA y a no aferrarse a los viejos paradigmas de su reputación pasada.

Aprendió a SER AMOR, el verdadero amor que no se filtra, ni se vacila siendo arraigada en la gracia del único que importa: Dios.

Ella aprendió a SER ELLA MISMA. Confiada en vivir una vida que no se definía por su historia pasada sino más orientada hacia el destino que Dios tenía para ella.
Yo sé que muchos de ustedes se pueden identificar con esto. ¡Rayos! Yo me identifico con esto. Muchos de ustedes, se sienten como que finalmente llegaron a tocar la puerta de Dios, Él respondió y te invitó a entrar en una nueva ola de su gloria. Tú gritaste fuerte… “¡Entré!, ¡Entré!” La emoción sigue ahí, pero sientes que eres el tercer oponente en la siguiente pelea de boxeo entre Mayweather y Pacquiao. Estoy aquí para decirte,

Así que no temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con la diestra de mi justicia (Isaias 41:10)

¡LO TIENES! Nos quitamos los límites, nos quitamos los guantes y ahora sólo tenemos que “SER” en Dios.

Sé Valiente – Espera que lo milagroso y que la presencia de Dios aparezca. No tienes miedo de decir ahora que Dios hace lo imposible, posible. Cuando todo lo demás falla, Dios no.

Sé Feroz – Presiona el acelerador hasta el fondo contra los desafíos de la vida y ¡NO TE RINDAS!

Sé Bueno – Ser bueno es el rugido silencioso de valor, y por lo tanto, será la belleza que otros verán. No cedas.

Sé Amor – Sin vacilar. Sin complejos, sin preguntas, AMOR incondicional. La gente no necesita entender esto. “Tú”, porque estás en el umbral de la gracia y el amor de Dios. Así que ¡¿a quién le importa?!

Sé Tú – Poco común y definitivamente una fuerza para tener en cuenta. El “TÚ” verdadero, el único “TÚ” del que tienes miedo dejarlo salir es absolutamente MARAVILLOSO. Este “TÚ” es Valiente, Feroz, Bueno y todo AMOR. Así que no tengas miedo de dejarlo salir. Tú has sido asombrosa y maravillosamente hecho para ser increíble.

Padre Dios, oro por la persona que está leyendo esto ahora mismo. Puede que no conozca su nombre o verlos en este momento, pero estoy agradecida contigo por su vida y por lo que tú estás haciendo en su vida ahora mismo. Pido que mientras que ellos se paran en el umbral conmigo, tú los guíes. Que tu fuerza y el estado total de sólo estar en tu presencia, sea un derivado para ir más profundo en ti. Queremos más de lo que tú tienes para ofrecernos. Gracias por dirigir nuestros caminos, guiando nuestro futuro y sustentando nuestro presente. Gracias por el amor de Jesucristo cuando entregó su vida por nuestras vidas… eres asombroso Jesús. Gracias por todo lo que haces estando a la mano derecha del Padre en los cielos intercediendo a nuestro favor por esta misma razón de estar solo en tu umbral. Te amamos Padre. En el nombre de Jesús, Amén.

Hasta la próxima publicación…
Cynthia