Faith_Hope_Love

In English

El momento de la verdad, llegó… el día de afrontar la situación. Ahora, todo estaba a la luz, y la verdad había sido dicha; la relación con mi papi, se convirtió feroz, con más amor aún. El tiempo de tomar el próximo paso de fe de mi Papi, llegó. Su fuerza y gran determinación por mantener su mirada por encima de todas las olas o guerras en el agua en su vida actual, era asombrosa; sabía muy bien que su fe era dirigida por el mejor capitán de todos los tiempos. Mirando atrás en este momento, la imagen de Pedro caminando en las aguas, me muestra la fe y la duda que cualquier humano allá afuera tiene cuando se siente empujado hacia la fe pura. Uno puede preguntarse: “¿él estaba caminando hacia Jesús?”, o “¿estaba haciéndolo por hacer lo imposible? Estos son los momentos que contenemos en nosotros indudablemente. En tiempos de temor y de creer en fe, nosotros así tratamos nosotros de acercarnos más a Jesús, o sólo creemos lo imposible, posible. Mientras que no hay una respuesta definitiva para tales preguntas universales,  definitivamente, hay una pregunta qué responder en una historia de vida. Tenemos la tendencia a encontrar, de cualquier forma, que hacemos ambas cosas. Creyendo en lo imposible y también haciendo todo lo posible para caminar hacia Jesús en la más loca de las situaciones. Y aún, lo más importante, es saber que Jesús está siempre allí para agarrarnos cuando la incredulidad aparece y la realización se activa.

——————————–

“Señor Galarza, usted tiene lo que nosotros llamamos Cáncer de Mieloma Múltiple. Es un cáncer terminal que se come la raíz de sus huesos, en donde todas las células blancas de la sangre, son callosas y mueren. Las células blancas de la sangre, son las que nos proveen la salud del sistema inmunológico. Entiendo que estas son noticias difíciles de oír, pero sin embargo, estamos haciendo todo lo posible por ayudarle con esto. La articulación de la cadera derecha, se ha deteriorado por el cáncer y tenemos que operarlo inmediatamente.”

Sin previo aviso, la temperatura de la habitación, bajó.

FRÍO…

Sus rostros estaban atónitos. Todos ellos, sabían que algo estaba mal, pero no tanto. Lágrimas, empezaron a caer de su rostro… mi madre, no podía creer lo que el doctor decía. Su corazón, estaba desgarrado. Su amante, su mejor amiga, su pareja, su amor, fue herido. En segundos, su amor por el único hombre en el que ella creía, que la había agarrado durante toda su vida, se incrementó.

FRÍO y MIEDO…

Papi se dio cuenta, y puso sus pensamientos en su lugar antes de decir una palabra. Él sabía en lo que creía. “Lucharemos contra esto. Creemos en un Dios todopoderoso, y este no es el momento de partir”, afirmó mi madre en cuidado de papi. Él le explicó a ella mientras ella le traducía.

LA ESPERANZA, ESTALLÓ… UN HOMBRE DE LUCHA, SABÍA SU LUGAR

“Lo siento señora Galarza, haremos todo lo posible. Pero él solo tiene cerca de seis meses de vida. El mieloma, se ha esparcido sobre un 98.7% de su cuerpo. Y eso, siendo muy alta la esperanza.” Eso dijo el doctor sin tratar de provocar falta de fe. Él sabía que sus palabras eran una simple afirmación de hechos y deseaba que todo desapareciera. “El señor Galarza debe ser admitido inmediatamente y el procedimiento tiene que empezar mañana.”

LA LUCHA HABÍA ACABADO DE EMPEZAR… ESTO NO TERMINA HASTA QUE MI DIOS LO DIGA

“Dile a Ramona que yo no me puedo quedar. Tengo un servicio mañana, el día de las madres. Yo tengo que atender los asuntos de mi Rey antes que cualquier cosa, porque mi Dios, no me fallará. Y ÉL es quien determina cuánto tiempo vivo yo.” Con la boca bien abierta, mi madre tradujo todo lo que mi padre tenía que decir, sin perder el ritmo. Por años, nuestro hogar era fortalecido por la fe de este hombre… la fe que conquistaba cualquier cosa que Satanás trataba sacar. Es una fe fundada en las decisiones que Dios tenía para nosotros, no en lo que el hombre podía maniobrar a su manera de determinar.

Asombrado, el doctor concedió sus deseos y decidió comenzar su primer procedimiento de reemplazo parcial de cadera a la semana siguiente. Papi, necesitaba su tiempo con nosotros, con la iglesia, y quería tener sus refuerzos claros antes de entrar en la zona de batalla. Su plan de ataque, era serio.

FE ELABORADA DONDE EL TEMOR FEROZ VINO AL ATAQUE

———————–

walking-on-waterLa Semana Siguiente…

El momento de la verdad, llegó… el primer procedimiento para hacer el reemplazo parcial de cadera. Es en esos momentos particulares cuando se ve la verdadera fe de Dios. La expresión de cualquier cosa negativa, fue simplemente quitada de nuestra verborrea. No habría manera de que dijéramos lo que podría pasar… nosotros íbamos a decir lo que iba a pasar. La cirugía, terminó. Fue exitosa y todas las partículas que tenían erosión y desintegración de lo que el cáncer se había comido, ya no estaban. ¿Ves?, ese fue el turno de papi de caminar en el agua. Aunque sus océanos eran profundos y las olas eran altas, todavía caminaba.

COMO EL CIERVO BRAMA POR LAS CORRIENTES DE LAS AGUAS,
ASÍ CLAMA POR TI, OH DIOS, EL ALMA MÍA. MI ALMA TIENE SED DE DIOS, DEL DIOS VIVO. (Salmos 42:1-2)

Papi descansó durante un día entero. Ahora, era el día de aplaudir la victoria de mi padre. Aunque el cáncer no se había ido, teníamos nuestros pies por delante… la erosión, cesó. Sus huesos, todavía no se habían ajustado cuando el terapeuta abrió la puerta de la habitación y dijo: “Señor Galarza, voy a necesitar que se levante ahora. Necesito que camine.”

¿Estás bromeando?! Yo no podía creer las palabras que salieron por su boca. Los ojos de mi madre, estaban cerrados para no ver nada!

¡TE VOY A DAR UNA PELEA!

Mi papi, aunque con incredulidad, se dispuso a levantarse.

¡ESTOY CAMINANDO HACIA TI, JESÚS!

ÉL LO HIZO!!!!!! Sin mostrar ni una señal de debilidad, mientras su cuerpo temblaba, caminaba apretando los ojos cerrados, tomando sus primeros pasos de victoria –aunque en dolor, él sabía que esos eran sus primeros pasos de fe física. Mis emociones, de hija orgullosa, resucitaron. Todos, nos paramos enseguida de él viendo la pieza maestra que Dios nos dio como padre. ¡WOW! Qué triunfo.

———————————–

El año 2004, comenzó de una forma amenazante para el corazón. Sin embargo, las victorias se convirtieron en nuestro estilo de vida. Para Junio, papi se había sometido a dos trasplantes de células madre y múltiples formas de radiación y quimioterapia. Fue una verdadera victoria para saber que a un punto, él tenía sólo seis meses de vida; ahora, estábamos buscando a un hombre libre de cáncer!!!!

“Fe, es una decisión Cynthia, mas no una opción”… mi papi, me mostró que no es hasta donde nosotros decimos no más que Dios parará su obra.

—————

Sólo tengo una publicación más acerca de mi corta historia de Papi. Página 1,

Página 2, Página 3, Página 5

 

Hasta la próxima publicación,

-Cynthia