Tags

, , , ,

20130121-231019.jpg

In English

Muchas veces en la vida, como portadoras de estrógeno, nosotras hemos tenido una guerra titánica entre hacer la voluntad de Dios en nuestra sociedad y nuestra familia, y entre un estereotipo religioso de cómo deberíamos ser en la sociedad y en nuestra familia. Como una mujer en el ministerio, una madre de cuatro y mujer de negocios… este tema puede ser una discusión fuerte. A veces, la sociedad ha castigado a las mujeres en la religión por ser demasiado sometidas a sus esposos y familias, mientras en la iglesia, han castigado a las mujeres en la sociedad por ser demasiado liberales y permitirse crecer en aspectos en los que tienen una gracia. Mientras que intento, con todas mis fuerzas, criar mis hijos en el temor y amonestación de Dios, tales controversias, pueden ser una enorme distracción para ser feliz en lo que hago y en cómo vivo… (Supongo que no soy la única allá afuera que piensa esto).

Dios NO nos concedió habilidades/gracias/dones/talentos para que NO los usemos… Se nos ha dado mucho, para bendecir, enseñar y ayudar a otros. La sociedad, ha cambiado demasiado desde la edad de piedra. Lisa Bevere, declaró una vez en su libro, Lioness Arising: “Nosotros no vivimos en la edad de piedra, donde las mujeres son socialmente golpeadas por un palo y arrastradas a hacer la voluntad de su pareja.” Definitivamente, nosotros no andamos corriendo por ahí iniciando conversaciones con introducciones mínimas como: ‘Yo Jane; tú Tarzán’, o queriendo conversaciones tales como: ‘Tú Jane, yo Tarzán’”. Mientras que el tiempo evoluciona, hemos sido bendecidos con genialidad pura… algunos Poderes Femeninos serios!

Ya ves, que ellas han sido un depósito de Dios en nuestras vidas, con el cual hemos sido bendecidos abundantemente. Yo te reto a ti hoy, a que cuentes tus bendiciones Y tus talentos. Ellos, suelen ir de la mano con el depósito por el cual llamaré este blog PODER FEMENINO. Poder Femenino, no es un enfoque pseudo-feminista de la mujer al poder. Para nada!!!! Certeramente, yo creo que las mujeres tienen el derecho de ser educadas, estar en liderazgo mientras saben también cómo cuidar sus hogares y someterse a sus esposos con la pureza de la sabiduría que podemos tener en Cristo (Proverbios 31). ¡Sí! Hay un equilibrio y es saber quién eres y cuál es tu lugar en todas las áreas de tu vida. Me atrevo a decir: tu confianza en Cristo (Hebreo 3:14), determinará tal balance. Sin embargo, Poder Femenino, equivale a la confianza que tienes en Cristo para determinar cuán lejos irás hacia el propósito que tú sabes sin duda, que fue predestinado para tu vida.

En la segunda carta a Timoteo, Pablo escribe su última carta de direcciones, justo antes de su muerte. Declaró: “Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros.” Ese buen depósito, es lo que Dios ha puesto dentro de ti para ser la mujer fuerte que puede proteger su propia tribu, mientras trae el tocino a casa!

Ese buen depósito, es lo que llena tu lengua de sabiduría para aliviar a tu esposo de un mal día. Ese buen depósito, es lo que va a guiar tu camino hacia lo que es correcto y lejos de lo incorrecto en tu futuro. Ese buen depósito, es saber cuándo liderar y cuándo ser liderada!

Alejandro Magno, declaró:
No temo a un ejército de leones liderados por una oveja; temo a un ejército de ovejas lideradas por un león.

Como mujeres de este siglo XXI, llenas con el derecho del Poder Femenino dado por Dios, tenemos que aprender cómo ser guiadas por el mismo Rey en nuestras decisiones de la vida. DIOS MISMO. Una vez logremos eso, no hay mirada atrás a un pasado de fracaso… Pero hay una mirada a adelante, a un futuro de promesa y fuerza. Para de tratar de hacer tanto en tus propias fuerzas y permite que Su fuerza te ayude hoy. Déjalo traer tu equilibrio, confianza, autoridad y sumisión.

Aquí hay una pequeña oración para todas ustedes chicas, que necesiten que algún Poder Femenino sea bombeado dentro de ustedes:

Mi Dios, yo sé que yo no fui creada para ser suprimida u oprimida mientras que vivo esta gloriosa vida en la que tú me creaste. Yo fui creada por ti y para ti. Fortaléceme en los retos de la vida con el depósito de tu poder en mí. Perdona mis pecados presentes y pasados, y sé el dueño de mi corazón y el Rey de mi vida… especialmente en los próximos escenarios que están por venir. Yo soy tuya y me someto a ser tu oveja. Es solo por tu gracia que he sido bendecida con tantos talentos y dones. Te pido que me guíes en todo lo que has puesto a crecer dentro de mí; no para mi propio ego, sino para bendecir a otros con la forma que tú me has amado y bendecido. En el nombre de Jesús. Amén.

Hasta la próxima.

-Cynthia

Advertisements