Tags

, , ,

Mi hija Yadahris & sobrina, Amara… en la playa en Puerto Rico. Recuerdos atrapados en la cinta…

IN ENGLISH

Caminando por el carril de la memoria, ser nostálgico con olores que crean un portal del tiempo… la frase se levanta, “Yo recuerdo cuando…”.  Mi boca se vacía de palabras, mientras mis pensamientos me sumergen en un montón de recuerdos. “Yo recuerdo cuando salir a jugar era un momento sin preocupaciones. Cuando mis hermanos y yo, pasábamos noches hablando, riendo, molestándonos entre nosotros mientras dormíamos todos en la misma habitación. O cuando en lo profundo de la oscuridad, uno llamaba el nombre del otro… sólo para asegurarse que no estaba solo”.

¿Te ha ocurrido alguna vez? ¿Un momento “Recuerdo cuando…”? Estoy segura, de que a todos ustedes los tengo por ahí. Con sólo leer este blog, por tu mente probablemente ya están corriendo momentos de la infancia. Queremos volver a esos momentos incontables veces. Sin embargo, ¿de verdad? ¿Cuánto has aprendido y adquirido a lo largo del tiempo de por medio? En mi experiencia personal, a través de esos momentos, yo los aprecio, pero no puedo negar lo feliz que soy con mis bebés, lo feliz que soy de haber conocido a mi amor y lo feliz que soy de no tener que pasar por tantos años de escuela otra vez. (JA!)

¡No! No vivo en Utopía. No soy una persona que aparta la mirada del dolor. Soy realista en muchas formas. Pero he escogido vivir la vida de una manera optimista. En realidad, estoy viviendo un día a la vez… y disfrutando cada segundo de él.

El otro día, escribí en Facebook, “La historia de nuestra vida, consiste en vivir un día a la vez. ¿Cómo será leída tu historia de hoy el día de mañana?” Nuestras memorias, no son más que momentos de una vida vivida hace algún tiempo atrás. Uno de los regalos más grandes de Dios, es permitirnos vivir cada día a nuestro propio ritmo para disfrutar verdaderamente de Él y de todas Sus bendiciones en cada momento.

Hoy, te animo a aprovechar tu día y disfrutar de los momentos. Te insto a construir tu legado un día a la vez para que los que amas puedan recogerlo el día de mañana. Te insto a mirar más allá del dolor y a buscar Su rostro para verdadera sanidad, restauración y amor… para envolver tu corazón.

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.” Jeremías 29:11

Hasta la próxima!

–        Cynthia