Tags

, , , , , ,

IN ENGLISH

Oscuridad: La ausencia de luz. El único lugar donde la esperanza no está. Donde lo surreal de los cielos nublados y de la caída sobre la orilla parece mucho más cerca de tu punto de vista de la vida. Perspectiva disipadora… Pensamientos… Tentación provocadora… Dolor… Angustia… La Oscuridad; la casa para tal suerte hueca.

El dolor, es la evidencia que tu eres humano, afortunadamente vivo y todavía con sangre bombeando por tus venas. ¿Se puede prescindir del dolor? ¡SÍ! ¿Quién lo quiere?

Sin embargo, algo que he aprendido durante mis cortos años en el ministerio, es cómo, en muchos casos, es el umbral de un gran rompimiento. La ruptura de la luz en el día, literalmente, rompe todos los crepúsculos que tienen enredados los cielos. Por lo tanto, los dolores, los miedos, la oscuridad, pueden ser fácilmente descarrilados por la luz de la esperanza, el gozo y curiosamente, el rendirse.

Luz: Es lo que penetra la oscuridad a la velocidad del rayo y encarna la personificación de la verdad, el conocimiento, la iluminación, la esperanza, todo lo que es justo y recto. DIOS ES LUZ, y SU Espíritu llena las eternas brasas que iluminan continuamente los fuegos de SU razonamiento y paz que arde en nuestros espíritus. La luz, el efecto tangible de que siempre habrá un amanecer… la materialización de la esperanza.

1 Juan 1:5

Traducción en lenguaje actual (TLA)

Camines en Luz

Jesucristo nos enseñó que Dios es luz, y que donde Dios está no hay oscuridad.[a] Éste es el mensaje que ahora les anunciamos.

Yo sé lo que es la oscuridad, yo he caído ahí, he estado sin esperanza… se deshace cuando te envuelves con seguridad.  Sin embargo, mi esperanza siempre ha estado en DIOS y continúa estando. Me he dado cuenta con el tiempo, el sol saldrá mañana, aún si tengo que pasar a través de la oscuridad de la noche. Algo que ha fortalecido mi certeza de la FE, se explica mejor a través del Salmo 91:

Salmos 91

Traducción en lenguaje actual (TLA)

1 Vivamos bajo el cuidado
del Dios altísimo;
pasemos la noche bajo la protección
del Dios todopoderoso.
Él es nuestro refugio,
el Dios que nos da fuerzas,
¡el Dios en quien confiamos!

Sólo él puede librarnos
de los peligros ocultos
y de enfermedades mortales;
sólo bajo su protección
podemos vivir tranquilos,
pues nunca deja de cuidarnos.
Ni de día ni de noche
tendremos que preocuparnos
de estar en peligro de muerte.
Ni en las sombras de la noche,
ni a plena luz del día,
nos caerá desgracia alguna.
Tal vez a nuestra izquierda
veamos caer miles de muertos;
tal vez a nuestra derecha
veamos caer diez mil más,
pero a nosotros nada nos pasará.
Con nuestros propios ojos veremos
cómo los malvados reciben su merecido.

El Dios altísimo
es nuestro refugio y protección.
10 Por eso ningún desastre
vendrá sobre nuestros hogares.
11 Dios mismo les dirá a sus ángeles
que nos cuiden por todas partes.
12 Los ángeles nos llevarán en brazos
para que no tropecemos con nada;
13 andaremos entre leones y serpientes,
¡y los aplastaremos!

14 Dios dice:
«Mi pueblo me ama y me conoce;
por eso yo lo pondré a salvo.
15 Cuando me llame, le responderé
y estaré con él en su angustia;
lo libraré y lo llenaré de honores,
16 le daré muchos años de vida,
y lo haré gozar de mi salvación».

Hoy, te reto a rendirte a los brazos bien extendidos ha SU presencia. La oscuridad no es más que un momento… Pero SU luz penetrante siempre será más brillante y sobrepasa cualquier lugar desierto de dolor. Hoy, anímate al trabajo, a la escuela, a la casa con tu propia tribu o solo… Los rompimientos están a la vuelta de la esquina. Todo lo que pido amablemente, es que no pares de excavar en busca de tus sueños, ideas y propósitos.

Isaías 40:31

Nueva Versión Internacional (NVI)

31 pero los que confían en el Señor
    renovarán sus fuerzas;
volarán como las águilas:
    correrán y no se fatigarán,
    caminarán y no se cansarán.

Hasta la próxima! Gracias por hacer tus devociones conmigo hoy.   :0)

–        Cynthia